La cabeza de los de 2do y 3ro de ESO sacaba humo. El viernes empezamos fuerte con 1h de estudio que se hizo corta. A las 9.40 no tenían ganas de levantarse de la silla. Lucas tuvo que recordarnos que ya había llegado la hora de cenar. Estábamos Juan V., Germán G., Javier M., Carmelo P., Miguel C., e Ismael. A cenar llegó Mario Y. Después de una buena cena y una partida al Call of Duty nos fuimos a dormir. El sábado por la mañana  sacamos otras 4 horas, muy intensas. Se añadieron  a la convivencia Andrés Z. y Diego G. A las 2.30 comida, a continuación Rosario, y, como estaba previsto, a las 4 estábamos estudiando para sacarnos la hora y media de la tarde. Después de la Meditación tocaba partido, y como el tiempo no estaba para jugar en la Bombarda nos fuimos a Montearagón. Después del partido cenamos en Aneto y vimos Oblivium, mientras algunos mientras veían el partido de España. El domingo nos hemos levantado para la Misa, donde se nos ha apuntado Sergio P., y Miguel Ángel. El chef Pericini se ha encargado de hacer un desayuno al puro estilo americano: huevos fritos, con bacon y salchichas. Hemos cogido muchas fuerzas para la mañana que se nos presentaba que, al ser ya la recta final, ha costado bastante más. Sin embargo, hemos conseguido nuestro objetivo de hacer las 2h y media previstas para el domingo. Para concluir, dar unos tiros al Call of Duty, y a home, sweet home.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Cambiar a la versión Móvil