Una sola palabra puede definir la convivencia de este puente de la Inmaculada: espectacular.

Salimos de Aneto el jueves a las 12h. Comimos de camino a Madrid y una vez llegado allí, nos fuimos a dar una vuelta por la Plaza de Oriente. Vimos el Palacio Real (por fuera) y la Basílica de la Almudena (por dentro). En la Plaza de Oriente pudimos ver la famosa estatua ecuestre de Felipe IV y la gran variedad de vendedores ambulantes, malabaristas, titiriteros y gente curiosa de los alrededores. A continuación asistimos a la Misa en la Basílica de San Miguel, que se encuentra en pleno centro de Madrid. Antes de ir a cenar a Atazar (el Club Juvenil que nos ofreció su hospitalidad) fuimos a dar un paseo por la Plaza Mayor que se encontraba a rebosar de gente. Por la noche jugamos la primera partida de Dixit, donde la permanencia de Sergio, el perro de Javi, y el troll de Ismael, nos hizo reír a carcajada limpia. El ganador esa noche fue Martín.

A la mañana siguiente, después de un buen desayuno de cereales de fibra y fruta (Juan fue uno de los que disfrutó más de ellos), y de una buena hora de estudio, nos dirigimos a Meco, una población cercana a Madrid dónde se encontraban haciendo una convivencia de estudio los chicos de 2do de ESO de Atazar. Hicimos un triangular de fútbol sala con equipos de Aneto y Jumara, Atazar y una mezcla de varios de ellos. Nacho demostró sus habilidades futbolísticas siendo el pichichi del equipo de Aneto y Jumara. Los paradones de Pablo también dieron de que hablar a los chicos de Atazar, que no consiguieron encajar ni un gol. Después de una buena comida a cargo de Santi, nos volvimos a Madrid donde pudimos estudiar una horita más este día. Por la noche vimos “Los Juegos del Hambre”, película que no dejó a nadie indiferente.

El sábado 8, día de la Inmaculada, fue de los más intensos. Por la mañana visitamos el Bernabeu. Después comimos en el Parque del Retiro donde Sergio demostró que tiene buenas habilidades futbolísticas (y mucha fuerza). A continuación entramos en el Museo Naval. La verdad es que estuvo muy bien. Estaba lleno de maquetas de barcos de todas las épocas, armas, trozos de barcos, cañones, cuadros de batallas navales famosas, y un largo etc. Cómo nos entretuvimos mucho, apenas pudimos entrar en el Museo del Prado a ver los principales cuadros. Después asistimos a Misa en la Iglesia de San Benito, que coincidió con la celebración de las bodas de oro de una matrimonio madrileño. Por la noche tuvimos una macro cena compuesta por un mix de hamburguesas, pizza y ensalada. Y de postre, helado de stratachela y limón. Buenísmo! Los chefs Sergio y Óscar estuvieron a la altura de las expectativas. Después de cenar, otra vez Dixit. Esta vez Lucas fue el ganador.

El domingo prácticamente sólo dio tiempo para el desayuno, la Misa y recoger todo. En el viaje de vuelta pasamos por la famosa estación de servicio del kilómetro 103.

3 pensamientos sobre “Madrid no defraudó”

  1. javier m dice:

    Lo mio no tuvo gracia porque no tenia nada mejor que poner!!!

  2. Margarita dice:

    Hola. Desde luego vemos que lo pasasteis muy bien en Madrid y que siempre se puede volver a ver lo que se ha quedado por falta de tiempo. Además tuvisteis una gran acogida en el club.
    Me gustaría que me mandarais a mi correo algunas de las fotos que habeis hecho para tener un recuerdo, pues desde esta página no puedo o no sé importarlas,muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Cambiar a la versión Móvil