Jack el Carnicero nació en Pensilvania en el año 1856. Tiene un gen en el cuerpo que le permite tener el don de la eterna juventud. Ahora bien, la contrapartida es que sólo puede asimilar carne humana. Su preferida es la de niño, ya que es más blanda y embellece su rostro proporcionándole un cutis especial. Dispone de una fuerza espectacular. La contrapartida es que no es muy inteligente, y cualquier persona le puede engañar fácilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Cambiar a la versión Móvil