Este puente de mayo, los mayores tuvieron la convivencia de estudio en Tarragona. Ha sido
un fin de semana cargado de horas de estudio, pero no han faltado tampoco baños en el
mediterráneo, paridos de fútbol-playa (y de rugby), una estupenda comida en un chino (por
invitación de los padres de Bernardo) e incluso una emocionante excursión nocturna por la
cantera del Medol, con rápel incluido. Un plan digno de repetir.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Cambiar a la versión Móvil