Este fin de semana los de 3º y 4º de ESO fuimos a Madrid de convivencia para asistir a la Beatificación de D. Álvaro del Portillo, primer sucesor de San Josemaría, fundador del Opus Dei. Salimos el viernes por la tarde en la furgoneta de la familia Valdezate (agradecimientos de todos los participantes). Paramos en Calatayud (o Catalayud según Miguel), donde jugamos un partido de fútbol y merendamos. Una vez en Madrid, por la insistencia de Jorge, hicimos una parada técnica para ver el Bernabeu de noche. Después a casa de los padres de D. Óscar (agradecimientos también a ellos), donde después de cenar jugamos a un juego que está causando furor: el saboteur. A continuación a la cama. Por la mañana nos levantamos a las 8 para asistir a la Beatificación. Germán, Miguel y Chema intentaron colarse a la zona B con muy poco éxito. Estuvimos en la misma zona que las familias de Aneto: la zona T. Pudimos saludarlos después de la ceremonia. Después de la Beatificación comimos en el mismo sitio y nos fuimos a ver Madrid. Aparcamos la furgoneta cerca del parque del retiro, donde visitamos el parque, musicos ambulantes, malabaristas y ardillas incluidos. A un tiro de piedra se encontraba la puerta de Alcalá y el ministerio de defensa al lado (Jose emocionado al pasar por delante). Desde allí bajamos por toda la calle de Alcalá hasta la puerta del Sol (donde pudimos ver el km 0, estatuas humanas, etc) y fuimos hasta la Almudena. El ambientazo era enorme. Vimos muchos peregrinos de todas partes del mundo que habían asistido a la Beatificación. En la Almudena la aglomeración era tal que apenas pudimos saludar a la Virgen. Caminamos pasando por la plaza de Oriente hasta la Gran Vía donde cenamos en el McDonalds. Una vez volvimos a casa de D. Óscar nos pusimos otra vez a jugar al Saboteur. En esta ocasión Jorge y Willy no estuvieron muy atinados sin aclararse nada en que equipo iban. No aguantamos mucho por el cansancio del día y nos fuimos rápido a dormir. El domingo tuvimos un desayuno opíparo que nos preparó Goyo: huevos fritos, bacon, salchichas, jamón, queso, napolitanas, etc. La celebración del Beato Álvaro no es para menos. Después Lucas nos dio una lección de como cortar la WiFi de la casa de formas diversas: apagar el router, desconectar el cable del ADSL, quitar la luz de los enchufes, y por último cambiar la clave del WiFi. Fue muy ilustrativo mientras Chema veía el mundial del LOL online (lo intentaba). Después cargamos las cosas y nos fuimos a Valdebebas para asistir a la Misa de Acción de Gracias presidida por D. Javier Echevarría, Prelado del Opus Dei. La temida lluvia hizo más refrescante la ceremonia. Comimos junto con Chema M., Anibal V. y más voluntarios de Aneto que se encontraban recogiendo los donativos. Después, parada técnica en una estación de servicio y vuelta para Zaragoza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Connect with Facebook

Cambiar a la versión Móvil