La actividad más importante en Aneto es el estudio dirigido. Desde las 7:00 a las 8:30 de la tarde el ambiente que se respira en el Club Juvenil es de silencio y concentración, ya que las tres salas de estudio están que echan fuego. La sala de los más pequeños (4º, 5º y 6º de Primaria) está encomendada a Andrés Somoza, profesor de educación primaria. Justo en la sala de al lado, los de 1º y 2º de ESO estudian con la ayuda de Lucas, un teleco. En la 2ª planta de Aneto se encuentra la sala de los mayores donde Aníbal, ingeniero también, mantiene el ritmo de estudio a la vez que echa una mano a los que lo necesitan. Los resultados académicos no se hacen esperar.
La Escuela Deportiva Aneto fomenta los valores relacionados con el deporte: deportividad, generosidad, compañerismo, fortaleza, templanza, etc. Se practican diversos deportes aunque el rey es el fútbol sala.
Las actividades ordinarias son todas aquellas que se desarrollan durante la semana. Tienen lugar antes del estudio (de 6 a 7): inglés, taller de robótica con Arduino, Scratch, Art Attack, grabación de videoclips, zoología, etc. son sólo algunas de las que se realizan por las tardes. Un día a la semana los chavales que vienen por Aneto tienen la merienda del nivel (cada curso tiene su nivel), que cada día por turnos se encarga un socio de traer.
Los viernes por la tarde siempre hay juegos que apasionan a los chavales: Rommel&Montgommery, pelea de gallos, pañuelo, búsqueda del tesoro, ginkama, etc.
Durante las vacaciones de Semana Santa y Verano se organizan campamentos de verano. Son ocasiones de especial diversión y formación para los chavales. Se organizan multitud de juegos y deportes. La convivencia diaria sirve de ocasión para transmitir valores a los niños como el orden, la preocupación por los demás, el respeto mutuo, la solidaridad, la fortaleza, el compañerismo, etc.
Tienen un lugar muy destacable las actividades que se organizan periódicamente para los padres: café-tertulias, cine fórums, cursos de orientación familiar, junto con los festivales de a lo largo del curso como la fiesta de navidad, la de inicio y fin de curso, la romería familiar, etc.
Por último, la solidaridad ocupa un lugar destacado en la asociación. Uno de los valores que han querido transmitir desde siempre los padres a los hijos es su sensibilidad social, el respeto a los demás, etc. Para ello se realizan diversas actividades. Durante todo el curso los viernes por la noche se visitan a mendigos para darles un poco de comida y comprensión. Algunos fines de semana se hacen visitas a asilos para acompañar a los ancianos. Durante las vacaciones de verano se realizan campos de trabajo. Siempre dejan un recuerdo imborrable.
 
Cambiar a la versión Móvil